Design frontiers

Marva Griffin Wilshire: mentora de nuevos talentos

Es la fundadora y creadora del Salón Satélite, la plataforma de lanzamiento de jóvenes diseñadores más prestigiosa del planeta que celebrará la edición 23 entre el 13 y el 18 de abril de 2021, en el marco del 60° aniversario del Salón Internacional del Mueble de Milán. Curadora del futuro de las mentes creativas, Griffin elige las temáticas anuales de este observatorio con proyección internacional.

Por Vivian Urfeig

12.03.2020

Marva Griffin es periodista especializada en tendencias y gestora de premios y concursos que impulsan la creatividad. Es, además, curadora y fundadora del Salón Satélite, la vidriera de los diseñadores sub 35. Nacida en Venezuela, se mudó a Milán a principios de los ’70. Trabajó en distintos medios especializados (Vogue, entre ellos) y comenzó a vincularse con la industria del mueble. Es una de las figuras de la disciplina que le marca el pulso al mercado. En la edición de 2021 de la exposición pondrá el foto en el futuro del diseño, dispuesta a transformar su experiencia en un puente para las voces emergentes del diseño.

¿Cómo decidió abordar la problemática de diseñar para el futuro?

Hay una necesidad con la que conviven las personas con capacidades diferentes, los ancianos y los niños. Cada vez hay más conciencia del requerimiento de mobiliario y objetos especialmente diseñados para adecuarse a su realidad. Al mismo tiempo, varios expositores del sector sanitario me acercaron la inquietud. El pedido concreto fue transmitir a los jóvenes diseñadores del Salón Satélite esta problemática y convocarlos a pensar prototipos vinculados a la vida cotidiana de estos grupos específicos. La invitación es abierta, les acercamos esta consigna que propone nuevos desafíos y, a la vez, les abrimos la puerta a un mercado en constante transformación.

– ¿En qué instancia el diseño contribuye a mejorar la calidad de vida?

– Siempre he considerado que el diseño tiene valor si mejora nuestra calidad de vida y lo sigo sosteniendo. A lo largo de las distintas ediciones del Salón Satélite pudimos confirmar que esta disciplina tiene su razón de ser si puede contribuir a que vivamos mejor. En esta oportunidad reflexionamos e imaginamos una vida útil distinta para los objetos de uso cotidiano.

Nuevos materiales: impulsado por Marva Griffin, el observatorio de tendencias es una plataforma de novedades. PH: Ludovica Mangini. Gentileza Salone del Mobile Milano.

El trampolín de las voces emergentes

A los cuatro pabellones destinados a los jóvenes talentos llegarán empresarios, industriales, periodistas y fabricantes de todo el mundo que buscan ideas frescas y creativas. El intercambio que se genera en esta sección dentro del Salón Internacional del Mueble de Milán es muy jugoso. Los 600 diseñadores seleccionados por Griffin tienen cinco días para demostrarle a la industria sus mejores atributos. Cara a cara con los desarrolladores, descubren la dinámica del mercado del diseño y tejen su destino.

Por su rol de hada madrina e impulsora de las nuevas voces, Marva, alma máter de este evento, es reconocida por todos: estudiantes, diseñadores consagrados y empresarios. Los industriales le consultan tendencias y pronósticos. Y el star system del mundo del diseño la sigue de cerca, para tomar nota del semillero de talentos que año a año le muestra al mundo.

“Marva es un tanque de guerra que se lleva todo puesto. Tuve la fortuna de tener un vínculo muy cálido con ella, de mucho cariño. Es muy generosa. Cuando obtuve la mención especial Design Reportuna en el Salone Satellite, Marva saltó del asiento y gritó ‘¡Bravo Federico!’ Para mi ese fue el mejor premio”. Federico Churba tiene grabado a fuego este episodio. El diseñador industrial argentino participó tres veces en esta plataforma. Logró buenos intercambios con industriales europeos, que le sacaban fotos a sus piezas, como las emblemáticas luminarias Hanoi, mesa Pluvial, silla Horqueta y biblioteca Cerco. “No hay mejor forma de llegar al mercado mundial”, señala Churba, que logró otorgar la licencia de sus productos a las firmas Prandina (Italia), cb2 (Crate & Barrel, Estados Unidos) y Karl Anderson (Suecia).

Federico Varone también tiene un recuerdo imborrable: “La primera vez que vi a Marva fue en Wanted Design, en Nueva York, en 2016. Ella formaba parte del jurado evaluador del Launch Pad, un espacio para jóvenes promesas del diseño. En la inauguración nadie le hablaba. Me acerqué y la invité a conocer mis productos. Escuchó atenta mi relato y me dio una buena devolución. Al año siguiente fui seleccionado para participar en el Satélite. Marva me hizo sentir muy cómodo y me presentó a varias personas, recordándoles que me había descubierto en Nueva York”. El diseñador industrial argentino conoció en esos pasillos a Pedro Franco, al frente de la firma A Lot of Brasil, y uno de los preferidos de la curadora. Hoy, Varone desarrolla una silla para producir en San Pablo e integra una colección de Diseño Latinoamericano impulsada por Franco.

En 2014, Marva Griffin recibió uno de los galardones más importantes: Il Compasso D’Oro, como reconocimiento a su labor en esta usina de novedades y tendencias. También se alzó con el Premio Ambrogino d’Oro, por su labor impecable.

Usina de tendencias: los pabellones del Salón Satélite aportan ideas frescas al mercado. PH: Ludovica Mangini. Gentileza Salone del Mobile Milano.

– ¿Cómo es la dinámica de la exposición y del premio Salón Satélite Award?

– Los nuevos talentos seleccionados se sumarán a los diseñadores que ya formaron parte en las convocatorias anteriores (se puede participar tres veces como máximo) y a los ganadores de las ediciones de 2019 del Salón Satélite de Moscú y de Shanghai. También participan las escuelas y universidades del sector, de Italia y del extranjero. Es la 11° edición del concurso pensado como un nuevo paso para facilitar el contacto entre la demanda y la oferta, entre los empresarios y los diseñadores, entre la creatividad y la producción. Desde la primera edición, el jurado internacional está presidido por Paola Antonelli (Curadora de Arquitectura y Diseño del MoMA y de la XXII Trienal de Milán)

– ¿Quiénes son los diseñadores consagrados que se destacaron entre los más de 10 mil creativos que pasaron por el Satélite desde 1998?

– Tom Dixon y Nendo, Benjamin Hubert y Pedro Franco, de A Lot Of. También, Satyendra Pakhalé, Paolo Ulian, Lorenzo Damiani y Xavier Lust, entre otros. De Argentina: Federico Churba participó tres veces y también lo hicieron Federico Varone y Federico Pellegrini.

La experiencia es tan rica como inolvidable. Participar en las ligas mayores y cruzarse con profesionales de todo el planeta es, sin dudas, uno de los mayores atributos de este trampolín al mercado que hace 23 años promueve Griffin. Además, les brinda la oportunidad de tramar vínculos en una dinámica donde finalistas anteriores, por ejemplo, vuelven como jurados. Es el caso de Giorgia Zanellato y Daniele Bortotto, diseñadores de la edición de 2013 que ahora son parte del comité de selección, junto a CEOs de compañías de primer nivel, críticos de diseño y periodistas especializados.

Marva es sinónimo de red y de brújula para las voces emergentes. Un faro que marca el camino y toma la experiencia del pasado para iluminar el futuro.