Design frontiers

Pensar en verde e imaginar un futuro mejor

Los ganadores del concurso Green Product & Concept Award desarrollaron soluciones sustentables en línea con la consigna del certamen internacional: "La ciudad del futuro". Cuero vegano, indumentaria a partir de algas y una vivienda “cero” emisiones fueron los vencedores. La iniciativa convoca a estudiantes, start ups y emprendedores a imaginar un mundo mejor.

Por Vivian Urfeig

09.04.2020

Diseño, innovación y sustentabilidad son los pilares del Green Product & Concept Award que acaba de anunciar sus ganadores de la edición 2020. Con un récord de participantes, el jurado evaluó 1.463 presentaciones de 52 países. Desde 2013 el premio alemán que celebra los desarrollos sostenibles recibe propuestas disruptivas que alientan a pensar en verde e imaginar un futuro mejor.

Esta plataforma convoca a estudiantes, startups y emprendedores. La idea principal es conectar proyectos, profesionales y compañías decididas a percibir un futuro sustentable en el que se minimice el impacto de la contaminación ambiental.

En cooperación con la Fundación Ikea, el gigante sueco del mobiliario y la decoración, el comité de selección falló a favor de proyectos que cumplieran la consigna 2020: La ciudad del futuro. La selección estuvo a cargo de Julius Wiedemann, editor de Taschen, Kiersten Muenchinger, profesor de la Universidad de Oregon, Katja Lucas, quien está al frente de la Semana de Diseño de Holanda, Martin Charter, del Centro de Diseño Sustentable y Robert Pludra, de la Academia de Bellas Artes de Varsovia, entre otras figuras del diseño y la arquitectura. En tanto, hasta el 30 de abril el público puede votar su proyecto preferido, en gp-award.com

Cuero vegano realizado a partir de cactus, una vivienda “cero” emisiones  e indumentaria realizada con algas. Conceptos y materiales para cambiar el chip hacia la sustentabilidad recorrieron las distintas categorías: arquitectura, electrónica, moda, niños, bienes de consumo, movilidad, exteriores, oficinas e interiores.

“Los premios representan logros extraordinarios y están destinados a avanzar mucho más”, señala Nils Bader, creador de la iniciativa. “En cada edición presentamos alternativas existentes y futuras y, por supuesto, sostenibles. El objetivo es armar una red entre los participantes y afianzar los conceptos de estética, funcionalidad, evaluación del impacto, resolución de un problema vigente y la calidad de la comunicación con el consumidor”, detalla Bader, sobre el manifiesto de los Green Product Award.

 

Los ganadores: Cuero vegano, vestido eco y una casa cero emisiones

Desserto, textura natural.

El desarrollo de cuero vegano a partir de la variedad de cactus Nopal llevó a los desarrolladores mexicanos Adrián López Velarde y Marte Cázarez al podio de la categoría Materiales. Además de sus propiedades para la salud (regula el nivel del colesterol y es rico en antioxidantes), el cactus ofrece un gran rendimiento para una amplia variedad de aplicaciones y cumple con los estándares medioambientales y de calidad más rigurosos. Sin químicos, tóxicos ni PVC, Desserto es “parcialmente biodegrada, asume las especificaciones técnicas requeridas por la moda, artículos de cuero, muebles e incluso las industrias automotrices. Se postula como una alternativa al cuero animal. Su desarrollo demandó dos años de investigación y logramos características competitivas en cuanto elasticidad, customización y transpirabilidad”, señalan los autores.

Desserto. Cuero vegano a partir de la variedad de cactus Nopal de los desarrolladores mexicanos Adrián López Velarde y Marte Cázarez. Ph: Gentileza Green Product Award

Casa Sin Huella, vivienda cero emisiones

En Ojochal, una localidad de Costa Rica, el estudio A-01 a cargo del arquitecto alemán Oliver Schütte proyectó una vivienda que dialoga con el entorno de la costa sur del Pacífico, en el borde de la icónica Bahía Ballena y las vastas selvas tropicales de la región. Ventilación natural, protección de la radiación solar y materiales certificados constituyen el abanico de recursos implementados. El volumen se puede desmontar y volver a ensamblar las veces que el usuario lo requiera, y además el prototipo está diseñado para replicarse en forma industrial.

Rodeada por la selva tropical la estructura sigue el ritmo de las funciones: está construida alrededor de un núcleo central donde se concentran los servicios, cocina, baños y lavadero en una sola planta. La fachada está resuelta con una envolvente de listones de madera inclinados para mitigar el calor y crear sombra durante las horas centrales del día. La dinámica de estos perfiles no sólo protege del sol o facilita la circulación de aire sino que incorpora juegos de luces y sombras según pasan las horas del día.

 

Casa Sin Huella. Parasoles de madera que protegen del sol y generan juegos de luces y sombras. Ph:Gentileza Green Product Award 

«Golden Phoenix» el vestido de seda, algas y cúrcuma

Un vestido digno de la alfombra roja, pero cuyas lentejuelas doradas esconden una materialidad atípica: algas teñidas con residuos naturales de la industria alimentaria. Carolyn Raff, diseñadora textil, y Nikolett Madai, especialista en diseño circular, son sus creadoras y aseguran que la pieza remite a la dorada década del ’20: salvaje, sexy, valiente y 100 años después, sostenible. El fallo del jurado responde a que la moda es una de las industrias responsables del 10 por ciento de las emisiones globales de carbono. La tintura de textiles representa el segundo contaminante de agua más importante: se requieren alrededor de 7,500 litros de agua para fabricar un par de jeans, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Golden Phoenix (Fénix Dorado) es el resultado de un experimento material con algas rojas secas y residuos de la producción de bebidas a base de cúrcuma y  granada. Estos pigmentos resultan anti inflamatorios y resistentes cuando se aplican en la textura de “seda de la paz”, un procedimiento que espera a que el gusano se transforme en polilla, rompa el capullo y salga volando. Recién entonces se hilan a mano las fibras, en un proceso artesanal y libre de maltrato animal.

Golden Phoenix (Fénix Dorado) es el resultado de un experimento material con algas rojas secas y residuos de la producción de bebidas a base de cúrcuma y  granada. Ph:Gentileza Green Product Award 

Entre los finalistas se destacaron ideas y prototipos diversos. Desde toallas realizadas bajo la filosofía ayurvédica, cápsulas de café listas para compostar y botellas producidas con plástico recuperado de los océanos, hasta módulos hidropónicos para interiores y bolsos a partir de celulosa y descartes de la industria automotriz. Reciclar, reutilizar, reducir. La regla de las tres R, el punto de partida de un premio que celebra las ideas verdes.