Design frontiers

Vincent Van Duysen: “La misión del diseño es aportar felicidad en lo cotidiano”

Entrevistamos al diseñador y arquitecto belga a cargo de la línea de mobiliario de Zara Home, una forma de hacer que sus diseños se vuelvan masivos.

Por Vivian Urfeig

22.12.2022

Se lo conoce como el inventor del lujo simple, sin estridencias, y el arquitecto de las líneas puras que democratizó el acceso al diseño. Bajo los puentes de Vincent Van Duysen corrió mucha agua hasta que obtuvo la particular nominación que le funcionó muy bien en términos de marketing, a la vez que le permitió sostener su catálogo de materiales nobles. Esos que lo postulan como figura emblemática de la escena internacional. El arquitecto y diseñador belga supo construir un estilo propio. Lo hizo a principios de los ’90, cuando abrió las puertas de su casa en Amberes, ambientada con pocos muebles, telas sobre las ventanas, pisos cepillados de madera, hormigón y vigas a la vista en el ático. El director artístico de la firma italiana Molteni & Co. perfora un estilo doble M: monástico y minimalista, donde la geometría es protagonista.

Con premios internacionales como el del Diseñador Belga del Año, el Premio a la Trayectoria Henry van de Velde, y un EDIDA al Mejor Diseñador de Interiores, su nombre también integró las prestigiosas listas de AD100 y Elle Decor A-List varias veces. Entre 2018 y 2020 se desempeñó como director de arte en la firma Kvadrat y en 2022 colaboró con Mutina, Flos y Paola Lenti, tres potencias del diseño italiano. Pero en abril cumplió 60 años y decidió sumergirse en sus archivos para impulsar el acceso masivo al diseño. ¿Cómo? Con una línea de mobiliario especialmente diseñada para Zara Home, que respeta la calidad de los materiales con el sello VVD que lo caracteriza: el lujo despojado. Esta colaboración surge de la decisión de revisar y seleccionar los productos icónicos y darles una vuelta de tuerca. Mirar hacia atrás para inspeccionar sus clásicos atemporales. The Praxis Journal conversó con el emblemático diseñador acerca de esta exploración que le cambió el rumbo a su estudio.

Residencia Giorgo Possenti. Gentileza Vincent Van Duysen.

¿Cómo resultó la alianza con Zara Home en términos de democratización del diseño?

Creo que ha sido un gran éxito porque, en primer lugar, algunas de las piezas más pequeñas se agotaron en cuestión de horas y llegaron a un segmento del mercado a diferentes precios. Al mismo tiempo, Zara Home pudo elevar su oferta y desplegar opciones interesantes de piezas de lujo para sus clientes. Y para mí, esta es la misión del diseño: aportar felicidad en lo cotidiano. Todos los productos se han diseñado adecuadamente para resistir el paso del tiempo y adaptarse a la evolución. Es un antídoto concreto al consumo de un solo uso. Los diseños son versátiles y no definen el estilo de una habitación determinada, sino que la complementan, permitiendo que cada pieza funcione dentro de cualquier sistema de diseño.

¿Qué piezas integran la colección?

Zara Home + de Vincent Van Duysen incluye sillones de 2 y 3 plazas, mesas bajas, mesitas auxiliares, consolas y escritorios, sillas de comedor, taburetes, alfombras y complementos que reflejan parte de mi catálogo. Con mucho foco en las texturas y los aspectos sensoriales. El programa tiene la capacidad de habitar discretamente cualquier interior u hogar, independientemente de su tamaño, tipología o ubicación. Es una selección amigable que puede mezclarse con cualquier personalidad. Entre los materiales, se pueden encontrar productos de maderas macizas, como roble y fresno, además de cuero y piedra caliza.

Winery Koen Van Damme. Gentileza Vincent Van Duysen.

¿Cuál es hoy el concepto de nuevo lujo? ¿El uso sostenible de los materiales?

Para mí, el lujo siempre ha significado comodidad y pureza, especialmente cuando se persiguen los conceptos básicos del diseño: espacios atemporales que se definen por lo esencial, donde solo están en juego la luz, la forma y los materiales. Creo que el diseño se está convirtiendo cada vez más en lo que debería ser: una disciplina centrada que preste más atención a la sostenibilidad, la artesanía, la calidad general y el uso de materiales agradables que garanticen su duración en el tiempo. Apuesto a que en el futuro veremos menos del típico "diseño de autor". Cada vez somos más los que pensamos al diseño desde una premisa: la de alargar la vida útil de los objetos. Una suerte de slow design caracterizado por piezas atemporales que se transmiten de una generación a la siguiente.

¿Cómo definís tu proceso creativo? ¿Dónde buscás inspiración?

Mi inspiración proviene de obras atemporales, obras que pueden emocionarme, tocar una tecla sensible e inspirarme desde ahí. La arquitectura antigua, por ejemplo, también las construcciones egipcias, romanas, nómadas o tribales. Soy un modernista de corazón, y algunos de los maestros que me han influenciado son Le Corbusier, el padre de la arquitectura moderna; Louis Kahn, uno de los grandes maestros de la arquitectura del siglo XX; el arquitecto mexicano Luis Barragán, gran referente de los espacios abiertos y el uso de la luz; y Carlo Scarpa, arquitecto italiano, intelectual y gran artista, por nombrar algunos. Siempre me han gustado los arquitectos que tienen o han tenido un enfoque cálido y contemporáneo. Aquellos que aportaron usos innovadores de materiales y adaptaciones a las necesidades actuales. En otras palabras, los arquitectos que son capaces de crear un diálogo realmente fuerte entre la persona y el espacio. Pero no tiene porqué ser solo arquitectura: también me inspiran las personas que trabajan con sus manos, los artesanos y artesanas. Y algunas cosas espontáneas como una imagen, un libro, una escultura, una película, un ser humano.

Residencia St. Martens Latem. Gentileza Vincent Van Duysen.

¿Cuál es el punto de encuentro entre la geometría y la materialidad de tu obra con la calidez que conseguís en tus proyectos?

El punto de encuentro se deriva de la combinación entre mi pasión e investigación y la comprensión de las necesidades humanas. Es algo innato que voy definiendo junto con la canalización de las texturas, la organización del espacio, la comodidad, los materiales naturales, la luz y la artesanía exquisita. El resultado final es una sensación de atemporalidad, serenidad y pureza para mejorar la calidad de vida.

¿El proyecto de arquitectura y el del interiorismo surgen a la vez?

Para mí, todos están conectados en la misma red. No se trata solo de la construcción física de un espacio o de un interior o del diseño de un producto, sino de crear situaciones amables para las personas. Todos estos elementos integran la definición del arte de vivir, un concepto que forma parte de mi recorrido, una especie de gesamtkunstwerk, la palabra en alemán que define una obra de arte total y fue atribuida al compositor Richard Wagner. El abordaje que planteamos en el estudio, donde participan 30 profesionales, parte de una visión holística a la hora de crear espacios. Creemos que la arquitectura abarca muchas formas de arte diferentes y todo tipo de disciplinas. Va por encima del arte de vivir, este último es mi mayor objetivo, abarca más que crear un espacio… Se trata de crear espacios dedicados a las personas y a mejorar su existencia.